WWW.CARTAOJAL.COM - La página Cartaojal en internet - e-mail: cartaojalpueblo@gmail.com - TELECARTAOJAL - La televisión de Cartaojal - Dir: Ángel López
Reproductor Telecartaojal
Para activar el sonido acciona la barra de volumen

lunes, 21 de julio de 2014

Carta de Francisco José Pozo Cabello, Presidente de la Peña Flamenca de Cartaojal

Fotografía Ángel López
Otra noche más para el recuerdo. Otra noche más de emociones incontenidas. Yo, Francisco José Pozo Cabello, hijo de Manuel Pozo (Manolito Meno) y de Dolores Cabello (Dolores la de Los Menos), con mi D.N.I. habitual, CERTIFICO: que abrió la XVI NOCHE FLAMENCA DE CARTAOJAL una bailaora como la copa de un pino acompañada de un cuadro de lujo: Al cante y las palmas El Ecijano y Moi de Morón y dos guitarras de bandera, se entregó el cuadro a muerte, especialmente El Ecijano y que nadie se me moleste. Comenzó por una taranta para dar paso a los tangos y un remate de antología. El segundo baile, con los alegres aires de Cádiz, encandiló al público. Metió los pies en la justa medida y movió con maestría la bata de cola; de cintura para arriba me recordó cositas de Matilde Coral y de Manuela Carrasco, diosas, y su aportación personal es de agradecer. Gran bailaora. Siguió la noche Don Manuel Ortiz Rivas, veterano cantaor local al que no lo he oído cantar mejor en mi vida. Templado por los años y por la guitarra de Javier López que lo lleva siempre de la mano, nos deleitó, de verdad, con unos tangos dulces como el almíbar de Chiquetete y terminó con más azúcar en la voz a través de fandangos, destacaron los de Alosno. Gracias a los dos de corazón, gracias. Ya entrados al calor del cante –porque la noche estuvo con viento y fresquita de más- salió Paqui Corpas para ponernos los vellos de punta con una soleá estilo Charamusco ,que por cierto tiene una letra preciosa (Se la escribí yo pero no lo digáis por ahí, decir que es de Lorca o de alguien grande y si se lo creen pues mejor). Llegó una soleá al festival, la siempre esperada soleá por los aficionados. 

SOLEÁ DE LA CORPAS

Yo quise hablarle a la mar
y las olas me callaron,
caracolas con tu nombre
en la arena me dejaron.

Yo te busco, yo te busco
y yo a ti nunca te encuentro,
tu andas siempre por la orilla
y yo te busco mar adentro.

Me he comprado una barca, niño
y la quiero bautizar,
me he fijado yo en tu cara
y le he puesto soleá

Si algún día yo te encuentro, niño,
va a ser por casualidad
para qué voy a seguir buscando
con lo grande que es la mar,

Ya me dejara la vida
que yo cante lo que quiera,
como ya no tengo prisa
viviré a mi manera.

Bendita alegría,
bendita alegría,
que tengo una barca
y tú no te subes
porque esa es mía.

Paqui nos hizo tangos entre ellos de la Repompa de Málaga, malagueñas creo que de Juan Varea, cantiñas y cuplé por bulerías para rematar por fandangos naturales. Estuvo como siempre que ha venido al pueblo, muy bien. Disfruta de una voz privilegiada en este momento. Y llegó el último, justito de tiempo, el más esperado de la noche por el público, DON MIGUEL DE TENA. De este hombre creía yo que estaba todo dicho, que todo se sabía ya que es un hombre claro, abierto y cercano. Su cante lo conoce todo el mundo –que si canta por Vallejo y Porrina, que si su voz es clara, que si dice muy bien los cantes, que si sus fandangos de cacería, que si voz clara pero con desgarro, todo verdad…-. Lo que no sé yo es si conocen los redaños que tiene para cantar, lo profesional que es y la manera de entregarse que tiene; tal vez sí se conozca eso pero yo no sabía hasta qué límites se entrega. Llegué a temer por su salud. Llegó para hacernos 75 minutos de cante. Para poner el patio de pié varias veces; – y mira que hacía un frío del carajo-, la gente aguantó hasta el final por él, porque la afición va cuajando en el pueblo y la que ya había se va desempolvando poco a poco. Miguel de Tena, es usted un grandísimo profesional, un grandísimo cantaor, un trabajador incansable, un lujo para el flamenco, se entrega hasta límites insospechados, hasta la extenuación aunque lo de extenuación es decir mucho porque cuando se bajó del escenario y compartimos esos momentos le bastó un par de inspiraciones y expulsiones de aire y “el tío” como nuevo. Es la plenitud de su carrera que será una plenitud larga, espero. Paco Javier Jimeno la primera palabra que dijo cuando habló fue: GUITARRA. Cómo toca este hombre. Ha ganado todos los premios habidos y por haber, seguramente no tuvo que comprar al jurado. Vaya noche que nos dio. Eso sí, tuvo algún problemilla con “una bola que rodaba por los monitores” y no se escuchaba siempre bien pero bueno…pelillos a la mar. Lo perfecto no existe, creo. En definitiva un disfrute gozar de 10 grandes personas entregadas a un público que también lo dio todo, respeto, silencio, paciencia, cordialidad y le puso tantas ganas como los artistas. Este público es de esos que se lo merecen todo. ¡Ah, y mi mujer a mi lado! Gracias Público. Gracias Cartaojal. Gracias artistas. Gracias a cartaojal.com por su inestimable ayuda, a Pepe Carrégalo por dejarnos su cuadro y mostrarnos su cara de buena gente. Gracias Peña Flamenca de Cartaojal. Gracias a la vida que me sigue regalando tantos dones entre ellos la múscia. Gracias, de corazón. ¡VIVA EL FLAMENCO! ¡VIVA LA MÚSICA! ¡VIVA CARTAOJAL!
(Francisco José Pozo Cabello, Presidente de la Peña Flamenca de Cartaojal)

1 comentario:

  1. La extensión del texto va acorde con lo que disfruto haciendo estas cosas y compartiendo con mi peña.
    Gracias amigos.

    ResponderEliminar

Publicidad